Semana Santa

Palacio de congresos de Toledo

La Semana Santa de Toledo

El silencio, la noche y la belleza de la ciudad y de las imágenes elevan la Semana Santa toledana a su máxima expresión. Apagado el alumbrado del casco histórico de Toledo, los cofrades esperan, a la una de la madrugada, alumbrados por la tenue luz de sus farolillos, la salida de la imagen del Cristo de la buena muerte. Pero éste es sólo un ejemplo de las dieciocho procesiones que, desde el viernes de Dolores al Domingo de Resurreción, recorrerán las estrechas y sinuosas calles, en un alarde de pericia, esfuerzo y devoción.

Las veinte hermandades no sólo organizan y desarrollan las procesiones, sino que son un verdadero reflejo la historia y cultura toledanas. Como la de caballeros y damas mozárabes, las que se fundaron en los siglos XVI, XVII y XVIII, o las que han surgido a principios de nuestro siglo XXI.

Los pasos son auténticas obras de arte que salen a las calles de la ciudad en estos días. Cada paso procesional es digno de ser contemplado. No puedes perderte la Procesión de la Hermandad del Stmo. Cristo de la Vega. Sale de la Catedral el viernes santo a las 0:00 horas. Como curiosidades, frente a la Puerta del Perdón de la Catedral, los seminaristas toledanos entonan motetes al paso de la imagen del Cristo. Al pasar delante del Convento de Santo Domingo el Real, una representación del Capítulo de Caballeros Penitentes de Cristo Redentor sale con su imagen titular al pórtico para recibir a la Hermandad del Cristo de la Vega y cantar el Miserere a ambos Cristos.